[Volver] [Catálogo] [★]
Estás en el hilo 2457 de /r/.
Título  
Opciones
Post
Archivo URL
Pass  (Para eliminar tu post, opcional)
Tipos de archivo: GIF, JPG, MP4, PNG, WEBM . Tamaño máximo: 32 MB.
El posteo está cerrado temporalmente mientras solucionamos un problema técnico.

¡Importante! Lee las reglas antes de participar.

¡Nuevo tablón de Streamers y Youtubers!

Unos días en casa de mi abuelo
[A]
Unos días en casa de mi abuelo
Anónimo

/#/ 2457 []

Bueno, aquí vengo a contar lo que me pasó este verano, espero que les guste.

Yo soy una chica canaria que vive y trabaja en Barcelona. Siempre he sido bastante delgada, pero a raíz del confinamiento cogí bastantes kilos por la ansiedad, q me dio por comer y por no poder hacer ejercicio al ritmo que lo hacía hasta el momento. Esos kilos por suerte están bien distribuidos y ahora soy una chica rellenita con gran culo pero sobre todo grandes tetas.
El año pasado no pude viajar a mi isla a ver a mi familia, ellos vinieron a verme cuando se pudo pero solo mis padres y mi hermano.
Desde siempre he tenido una relación muy especial con mi abuelo, que lleva unos años viudo y tanto tiempo sin verlo hacía que lo echara mucho de menos, así que cuando por fin pude volver a la isla planeé visitarlo y pasar unos días en su casa.
Él vive en una casa de campo, bastante grande y con piscina, por fin llego el día de ir a verlo y cuando toqué y abrió la puerta tardó unos segundos en reconocerme por mi gran cambio físico.
Yo le di un gran abrazo y enseguida él hizo lo mismo, para seguidamente decirme lo guapa que estaba. Yo, que siempre he estado acostumbrada a ser delgada no termino de estar a gusto con mi nuevo físico pero él insistió en que estaba mejor así que antes, lo que me hizo sentirme halagada.
Pasé a la casa arrastrando mi maleta para esos días, yo iba con un vestido de verano y sandalias, con el bikini ya debajo. Se alegró de verme ya preparada y me dijo que la piscina estaba lista. Yo dejé la maleta en la entrada y saliendo al jardín dejé caer mi vestido en el pasillo, él venia detrás de mí y lo recogió.
Nada más salir y sin pensármelo dos veces me metí en la piscina, él se quedó sentado en la hamaca mirándome y preguntándome por mi familia y qué tal me iba todo.
Salí de la piscina hacia la hamaca y al pasar a su lado le mojé con el pelo en plan molestona, los dos nos reimos.
Me senté en mi hamaca y cogí un bote de protector solar para ponerme un poco, lo extendí. por mi parte de delante y como pude por mi espalda, él me vio que no llegaba bien y se ofreció a ayudarme, levantándose de su hamaca y sentándose en la mia. Me puso crema por la espalda y se dio cuenta de que no tenía marca del bikini por arriba, preguntandome por qué.
Yo le dije que muchas veces hacía topless en la playa pero cuando iba sola o con amigas, que en familia o si habían chicos no solía hacerlo. Él me dijo que por él que no me cortara, que había confianza, pero le dije que no.
En ese momento y tras dudar un poco me dijo que él en su casa hacía nudismo, sus muros son altos y sabe que nadie le ve, que no me preocupara si quería estar más cómoda.
Yo insistí en que no por vergüenza y más con mi "nuevo cuerpo" pero me sentí mal porque él fuera a estar incómodo con bañador así que le dije que estaba en su casa y que por mí no se preocupara, pensé que no sería el primer ni el último hombre desnudo que viera y me daba pena que estuviera incómodo. Él no se lo pensó dos veces y con total naturalidad se quedó completamente desnudo delante de mi.
Yo intenté disimular pero no pude evitar que mis ojos se fueran a su entrepierna, no era el primer hombre desnudo que veía, ni mucho menos, pero si el más mayor y no sabía que esa parte cambiara tanto. Su polla era normalita, de buen tamaño y algo gordita, pero lo que realmente llamó mi atención fueron sus huevos, eran muy grandes y colgaban bastante por debajo de su polla, y no tenía ni un solo pelo.
Disimulé pero él notó que me fijé, por suerte no hizo ningún comentario, ya que me hubiera dado vergüenza.
Por ahora esto... sigo? ;)

>> Anónimo /#/ 2458 [X]
Y cuál es tu idea de escribirlo incompleto? La historia es más falsa que el amor de ella

>> Anónimo /#/ 2461 [X]
La verdad espero que no la sigas, solo por la estupidez de preguntar "Sigo?" pedazo de imbecil, conta todo de una o no cuentes nada, infeliz.

>> Anónimo /#/ 2462 [X]
Conta la historia entera o no cuentes nada hdp molesto.

>> Anónimo /#/ 2465 [X]
Sigue

>> Anónimo /#/ 2466 [X]
Sigueee

>> Anónimo /#/ 2468 [X]
>Sigo? ;)

No.

>> Anónimo /#/ 2470 [X]
Antes que nada, aclarar la polémica del "sigo?", me lleva un buen rato escribir esto y creo que si no genera interés ni me molesto. Por suerte un par de personas han querido que siga así que aquí voy.

Él actuó con total naturalidad y se puso en su hamaca, sentado hacia mí y hablamos un rato, yo intentaba no mirar mucho porque estaba sentado con las piernas bastante abiertas y su paquete colgaba por fuera de la hamaca. Era mi abuelo, no me provocaba deseo pero me costaba mucho dejar de mirarle esos huevos tan grandes que tanto colgaban, él hablaba como si nada y así estuvimos un rato.
Al poco se fue a bañar y me insistió para que fuera con él, yo lo hice.
Desde siempre hemos sido muy cariñosos físicamente, nos damos abrazos, besos, cariños, y nunca ha habido malicia en eso, ni segundas intenciones. Estando en la piscina se puso a jugar conmigo, me agarraba por detrás, tiraba de mi... algo muy normal en nosotros.
En un momento dado se quedó detrás de mí, rodeó con sus brazos mi cintura como había hecho mil veces y quedó con su cabeza pegada a mi espalda, solo que esta vez no podía parar de pensar en lo cerca que estaría su polla de mi culo y más ahora con lo grande que se había puesto, sentí que él tendría que estar haciendo el esfuerzo conscientemente para no quedar pegado a mí. Disfruté de su abrazo intentando no pensar en su cuerpo desnudo pegado a mí, pero era complicado.
Finalmente se separó y salió de la piscina hacia la hamaca, disimulando me fijé y su polla estaba exactamente igual que antes, mi abuelo no se había excitado al estar pegado a mí y por un lado eso me tranquilizaba pero por otra me generaba la inseguridad que había ido creciendo en mí desde que había engordado, si un hombre mayor, por muy abuelo mío que sea, después de tener contacto conmigo su cuerpo no reacciona lo más mínimo, ¿Por qué iba a querer ese contacto alguien de mi edad? Tonterías pero en ese momento mi cabeza quiso que esa reacción existiera y aprovechando la confianza quería volver a sentirme deseada.
Salí de la piscina y me fui a la hamaca, sin decir nada me quité la parte de arriba. Él se dio cuenta y me dijo que se alegraba de que me hubiera animado, que así no me quedaría marca. Pude notar como las miraba pero más con curiosidad que con deseo. Era normal, él tenía casi 70 años y mi abuela hacía ya más de un año que había fallecido y echaría de menos ver unas tetas y más unas tan grandes.
Volví a echarme crema y él volvió a ofrecerse a echarme en mi espalda, le dije q sí y me tumbé boca abajo en la hamaca. Él se sentó a mi lado y echó crema sobre mi, extendiéndola despacio. Subió hacia mis hombros y ahí dio un pequeño masaje que yo agradecí, dejándole ver que me gustaba. Él se centró en mis hombros consiguiendo que me relajara aún más. Bajó despacio por mi espalda, ahora masajeando, no sólo echando crema y yo me dejaba hacer.
Llegó a mi cintura y me preguntó que si ya y le dije que si me iba a masajear que por mí podía seguir sin problema, así que echó crema en sus manos y fue bajando por mis nalgas y mis muslos hasta llegar a mis pies. A mí me encanta que me acaricien y masajeen los pies así que al llegar ahí se lo hice saber. Él se centró en ellos pero estaba incómodo en esa postura y se notaba, se quejó un par de veces de que le dolía la espalda al estirarse, así que le dije q se pusiera sentado en el final de la hamaca y mientras él lo hacía yo me daba la vuelta quedándome boca arriba. Subí el respaldo de la hamaca para incorporarme y él se sentó con las piernas abiertas en el otro extremo de la hamaca.
yo puse mis pies sobre sus piernas y él, cogiendo crema fue embadurnando y masajeando lentamente mis pies, centrándose en uno cada vez. La situación no podía ser más relajante, y para qué negarlo, algo excitante, yo estaba frente a él, semidesnuda y él completamente desnudo me masajeaba los pies sin ninguna prisa.
Un rato más tarde quiso cambiar de pie y bajó el otro a la hamaca, al hacerlo yo lo seguí con la mirada y la sorpresa fue enorme, mi pie quedaba a escasos centímetros de su pene, que ahora estaba visiblemente erecto y apuntando hacia arriba. Él parecía no plantearse disimular y simplemente disfrutaba del masaje casi tanto como yo. Yo al ver eso sentí algo muy raro por dentro, pero sobre todo me sentía muy halagada y nada incómoda, era mi abuelo, me quería muchísimo y ahora resulta que también se excitaba conmigo, y al ver eso... yo también con él.
No sabía qué hacer, no me planteaba que pasara nada entre nosotros, pero estaba claro que se había cruzado una linea que ya no se podía volver atrás.
Terminó el masaje y me preguntó que qué tal, yo le dije que genial y le di las gracias, a lo que él respondió que sin problema y que repetieramos siempre que quisiera y dándome un beso en uno de los pies se levantó para ir a su hamaca, sin molestarse en disimular su miembro totalmente erecto pero sin hacerlo notar, como si estar empalmado delante de tu propia nieta fuera algo normal. No sé si él lo veía normal pero sí que lo veía algo natural.
Se tumbó en su hamaca, yo miré disimuladamente y ahí seguía, apuntando hacia arriba como un mástil, estaba así por mí y tengo que reconocer que eso en el fondo me gustaba. Seguimos hablando y me puse de lado para estar cómoda y cambiar de postura, al hacerlo mis tetas se juntaban y pude ver como se le iban los ojos y como en una de esas veces su polla palpitó.
Tenía mucha curiosidad de saber qué pretendía él con esa exhibición así que me fui a la piscina de nuevo, invitándole a venir, como hacíamos siempre, él no se lo pensó dos veces y vino detrás de mí.
Ya en la piscina lo de siempre, seguir hablando, nadar un poco y jugar, lo de siempre pero con una polla erecta por el medio.
Volvió a darse la situación de antes, yo pegada al bordillo y él detrás de mi, abrazándome, solo que esta vez mi culo notaba como algo se clavaba en él. Yo estaba confusa, me sentía cómoda como siempre con él, halagada por saber que se excitaba conmigo pero sabía que siendo quienes éramos no podía pasar nada entre nosotros y sobre eso no habría discusión. Pero era cuestión de tiempo que esa discusión tuviera lugar y fue ahí, en ese momento.
Él me acariciaba la barriga, con su cabeza apoyada en mi hombro, cuando de repente subió un poco la mano y la puso sobre mi pecho, esto sí era algo nuevo, no obtuvo respuesta por mi parte, en parte por sentirme cómoda con él y en parte por no saber muy bien qué decirle, pero al no decirle nada decidió dar otro paso. Su otra mano subió y agarró mi otra teta, a la vez que lo hacía empezó a frotarse muy despacio contra mí, así que tuve que separarle.
Lo hice y me giré hacia él, que me miraba algo avergonzado, no sabía como abordarlo así que fui tajante: "Abuelo, no nos vamos a acostar, no debemos, y lo sabes".
Él me dijo que sí, que lo sabía, que le perdonara, que no sabía por qué lo había hecho, que estaba confuso y que pensaba que a mí también me había gustado la situación. Y no le faltaba razón, la situación no solo era morbosa, era bonita, era extrañamente cómoda y yo no podía negar que también estaba excitada, pero no podía acostarme con mi abuelo por muy excitada que estuviera. Le dije de salir de la piscina y lo hicimos, nos sentamos cada uno en su hamaca, mirando hacia el otro. Le dije que entendía lo que había pasado, que en parte me halagaba, solo que no podíamos cruzar esa linea. Le dije que me sentía responsable de que él estuviera así, al fin y al cabo me quité la parte de arriba al ver que su polla no había reaccionado a mi contacto, y que entendería que él quisiera algo más pero que no podíamos tener ese tipo de contacto. Él seguía mirandome con cara de verguenza pero su polla no había bajado ni un solo centímetro en todo ese rato y estaba apuntando directamente hacia mí.

>> Anónimo /#/ 2471 [X]
>>2470
Finalmente le dije que si quería, que podía aliviarse, que lo entendía, que yo me iría para la casa o que fuera él si quisiera tener más intimidad. Él me dijo que no necesitaba intimidad. Cuando pueda sigo, ;)

>> Anónimo /#/ 2472 [X]
No puedo esperar a que actualices la historia anona

>> Anónimo /#/ 2474 [X]
>>2471
interesante anécdota, estaré al pendiente para seguir la continuación.

>> Anónimo /#/ 2475 [X]
>>2470
woow tengo ansias por saber como continua.

>> Anónimo /#/ 2476 [X]
SEGUIIIIIIIIIIIIIIIIII

>> Anónimo /#/ 2477 [X]
SEGUIIIIIIIIIIIIIIIIII>>2457 (OP)

>> Anónimo /#/ 2478 [X]
>>2471
espero tu actualizacion anona

>> Anónimo /#/ 2479 [X]
>>2471
Podrías continuar la historia, te gustan los huevos colgantes y que opinas de ellos?

>> Anónimo /#/ 2480 [X]
>>2479
De primeras más que gustarme me sorprendieron y llamaron mucho la atención, ahora, a raíz de esa experiencia, reconozco que he desarrollado cierto gusto por hombres bastante mayores

>> Anónimo /#/ 2481 [X]
>>2471
Me dijo que no necesitaba intimidad, yo le miré con cara rara y antes de decirle nada me dijo que si a mí no me importaba, que prefería hacerlo teniéndome delante. Yo dudé pero antes de decir nada ya tenía la mano en su polla y se la acariciaba lentamente, como esperando mi permiso. Supuse que conmigo delante todo sería más rápido, aunque obviamente algo incómodo y simplemente le dejé hacer.
Él miraba mi cuerpo como si estuviera hipnotizado por él y aumentaba el ritmo, yo intentaba pensar en otra cosa pero había algo que captaba mi atención, la forma en la que esos dos huevos colgones saltaban al ritmo que él marcaba. Él me vio mirarlos y con la mano libre los agarró y tiró fuertemente de ellos, yo no pude evitar mirarle con cara de dolor pero a él parecía hacerle el efecto contrario, lo que me tranquilizó un poco.
Finalmente rompió el silencio y me dijo lo mucho que le gustaba mi cuerpo, lo guapa que me había puesto. Después de un cambio físico tan grande y de perder mucha autoestima, ver a una persona excitarse tanto con solo mirarte ayuda, y mucho, lo que me hizo entrar un poco en su juego. Él me notó halagada y ya no paró de hablar, cada vez más excitado, su voz se entrecortaba, yo simplemente no podía evitar sonreir al oirlo y eso también le ayudaba a él, el verme cómoda.
Me dijo que cuánto le gustaría tocarme, sin llegar a responderle me dijo que entendía que no, pero que me deseaba, mucho, que era la primera mujer desnuda que veía desde mi abuela, que echaba mucho de menos el sexo, me suplicó, literalmente, poder acercarse más a mí, por lo que le dejé un hueco en mi hamaca y, levantándose, se vino hacia mí, sin soltar la polla de su mano en ningún momento y se sentó con las piernas abiertas en el otro extremo de la hamaca.
Estabamos mucho más cerca, él miraba sobre todo mis tetas, estiró la mano hacia ellas y sin tener q decirle nada se quedó a unos centímetros, era todo muy excitante, verle tan respetuoso y a la vez tan salido por mí.
Notaba que su excitación iba a más y que no tardaría mucho en correrse, de ahí verle dar esos pasos inocentes. Empezó a gemir, muy bajito pero acelerado, sus huevos se contraían, el orgasmo estaba cerca. Nunca se habló de cómo sería, di por hecho que se lo echaría encima o se correría hacia un lado. En un momento dado se levantó, dijo algo ininteligible de lo excitado y nervioso que estaba y empezó a correrse entre balbuceos, gemidos y gruñidos... apuntando directamente hacia mí, para mi sorpresa. El primer chorro fue directo a mis tetas, él se encargó de que no fuera hacia otro sitio, luego le siguieron 2 o 3 más, ya sin aparente intención de acertar, mi cuello, mis tetas y algo de mi cara se vieron salpicados por su esperma, algo más espeso y menos abundante de lo que estaba acostumbrada.
Me quedé en shock, con cara de sorpresa y bloqueada, no sabía si eso estaba bien o no, me refiero, las reglas era no contacto y técnicamente él no me había tocado... pero se había corrido sobre mí, estaba confundida, bloqueada, pero nada molesta y, para qué negarlo... bastante excitada.

>> Anónimo /#/ 2483 [X]
>>2481
Que buena historia lptm

>> Anónimo /#/ 2488 [X]
>>2481
Continúa anona, esta muy interesante

>> Anónimo /#/ 2490 [X]
>>2481
Al terminar, presionó su polla como exprimiendo las últimas gotas, que dejó caer directamente sobre mis tetas, se sentó de nuevo frente a mí, cansado, jadeando y con bastante naturalidad. Yo lo miraba sin saber qué hacer, pero notó que estaba un poco en shock, paralizada. Me dijo que esperaba que no me hubiera molestado y, pícaramente me dijo que técnicamente no me había tocado, y se empezó a reir, a mí me dio un ataque de risa y eso destensó bastante la situación. Él al verme reir me dijo que si le daba un abrazo, le dije que le iba a manchar todo y me dijo que no importaba, asi q se acercó a mí y nos abrazamos. Fue un abrazo largo, cariñoso, pero muy diferente de cualquiera que nos hubieramos dado hasta ahora. Él empezó a acariciar mi espalda, eso me relajó, yo notaba como seguía excitada, pero sin saber qué hacer.
Mi cabeza me pedía alejarme de él para masturbarme, irme a la casa, al baño, tocarme rápido y quitarme esa excitación de encima, pero estaba muy a gusto con él, así que me quedé abrazada y con sonidos leves le daba a entender lo bien que estaba en esa situación, eso ayudó, mucho.
En un momento dado se separó de mí y me miró a los ojos. Me dio las gracias, me dijo que hacía mucho mucho tiempo que no se sentía tan bien y que era todo gracias a mí. Yo sonreí y le di un tierno beso en la mejilla, y le dije que le quería mucho, que me alegraba de haber podido ayudar.
Miró hacia abajo y me dijo que que pena no poder tocarme, y de su boca salió algo que nunca me hubiera esperado, me dijo "estás buenísima", a mí eso me puso a mil, ver a mi abuelo tan salido y que fuera conmigo, que le diera igual que fuera su nieta, si por él fuera me estaría follando en ese momento y sin poder evitarlo noté como mi coño se empapaba. Por suerte a nosotras no se nos nota tanto que estamos excitadas como a los chicos, porque si llega a saberlo seguramente me hubiera intentado follar sabiendo que sería muy dificil que me negara.
Yo al oir eso simplemente sonreí, le di las gracias, hacía mucho que no me sentía deseada, le dije eso y casi que se escandalizó, que alguien como yo no se sintiera deseada le parecía un insulto, me hacía sentir una diosa.
Necesitaba correrme y que fuera ya. Y después de como me hacía sentir me negaba a tener un triste orgasmo en el baño así que le pedí que volviera a masajear mis pies. Él aceptó encantado, se puso en la otra punta de la hamaca y yo posé mis 2 pies en su pecho, y mi mano en mi entrepierna, por encima del bikini. Él me miraba con deseo, yo le sonreía.
Él juntó mis pies junto a su cara y suavemente fue besándome dedo por dedo, muy tierno y muy excitante empezar tan despacio cuando yo ya estaba a mil, así que no empecé a tocarme todavía. Apoyó un pie en su pecho y cogió el otro con las dos manos, presionando bien, dandome un buen masaje, ahí empecé yo a tocarme por encima del bikini, él no quitaba la vista. Poco después, sin que me lo esperara, desabrochó el lazo de mi bikini, como intentando que diera el paso de quitarmelo, pero no hice nada en ese momento, al poco desabrochó el lazo del otro lado. El bikini se mantenía tapandome porque yo presionaba contra él, pero se movía y estaba segura de que estaba viendo bastante de mi coño, además que su cara le delataba.
Una de mis manos fue a mi pecho y jugaba con mi pezón, la otra estaba en mi coño, uno de mis pies entre sus manos y el otro apoyado en su pecho, fue ese el que separé de su cuerpo y llevé directamente a su boca. Él lo agradeció y empezó a chuparmelo como si no hubiera un mañana, a mí ahí ya el bikini me molestaba así que tiré de él quedandomde completamente desnuda. Él sonreía sin quitarle los ojos a mi coño, sin dejar de lamerme el pie y sin dejar de masajearme el otro a dos manos.
Él separó el pie de su boca y, juntandolo con el otro lo bajó bruscamente, cambiandome totalmente de postura y haciéndome mirar. Los había bajado a la altura de su polla que volvía a estar dura. Sin preguntar y sabiendo que no le hubiera dicho que no, escupié desde arriba en su polla y poniendo un pie a cada lado empezó a masturbarse con ellos, o a follarme los pies, las dos cosas a la vez.
Yo estaba a punto de correrme y mis gemidos hacían que él se pusiera más y más, estaba salido, desatado, se había saltado la única norma que le había puesto y a ninguno de los dos nos importaba, la cara de deseo con la que me miraba compensaba todo lo malo que se supone que pudieramos estar haciendo.
Yo no aguanté más y me corrí, de primeras grité, muchísimo, de toda la excitación acumulada, lo que hizo que él, instintivamente se echara sobre mi y tapara mi boca con su mano, tenía vecinos y podrían escucharnos, y realmente el grito que di fue muy muy alto, pero no pude evitarlo. Se quedó junto a mi tapandome la boca mientras nos mirabamos a los ojos. Tuve un orgasmo brutal y cuando terminé recuperé el aliento como pude, él hizo el amago de bajar a besarme y yo no me vi capaz ni con fuerzas de negarme, así que ocurrió. Un beso primeramente tierno, cariñoso, luego su lengua salió de su boca y rozó mis labios y ya un morreo en condiciones, muy muy excitante y que no ayudaba nada a que mi excitación bajara.
Él seguía a mil, yo intentaba recuperarme. Se levantó sin soltar su polla, tocándose despacio.
Me preguntó que como estaba, mi sonrisa le respondió, estaba genial, no pasaba nada malo entre nosotros, habíamos dado ese paso y ya, pero la forma en la que me hacía sentir era increible. Me preguntó si seguía excitada, le dije que si. Me dijo que él también, le dije que se notaba, nos reimos.
Me dijo que le iba a costar mucho terminar por segunda vez pero que tenía que hacerlo, que si estaba dispuesta a ayudar, le contesté que sí. Acto seguido se fue a su hamaca y se sentó comodamente, yo no entendía mucho. Me dijo que fuera para allá, lo hice y me pidió que me sentara como estaba él antes, al otro extremo y de frente a él, lo hice. Él se tocaba sin dejar de mirarme, me sonreía, le sonreía. Me dijo que cómo de abierta de mente era y le dije que quería pensar que mucho, sin saber por qué me lo preguntaba. Se ve que le dio verguenza preguntarmelo mirandome a la cara que antes de volver a hablar se tumbó boca arriba. Me preguntó si alguna vez había jugado con chicos con su culo, después de unos segundos de duda le dije que sí, así que sin decir nada más levantó sus piernas como pudo y, llevandose su mano a su boca, dejó caer un poco de saliva y la extendió por su ano. Su polla estaba más dura que la primera vez, se ve que le excitaba mucho la situación y a esas alturas yo ya no me iba a negar a nada, así que me acerqué a él, poniendo mis manos en sus muslos.
Cariño... me dijo muy suavemente... folla a tu abuelo. Esa frase me puso a mil y una de mis manos fue directa a su culo, jugando con su saliva por fuera y presionando suavemente y poco a poco. Él se masturbaba más y más rapido, muy cachondo. Él no paraba de gemir, hablaba muy bajito y pedía más sin dejar de masturbarse. Cuando notó que no podía más me pidió que metiera un dedo y eso hice. Su culo se lo tragó de un golpe y justo en ese momento empezó a correrse sobre su pecho. Yo entraba y salía a toda velocidad de su culo esperando que me avisara de que parara, cosa que no tardó en llegar. Al hacerlo su polla ya estaba flácida y él rojo como un tomate, no era capaz de mirarme a la cara. Me dio las gracias mientras se levantaba con intención de dirigirse a la casa.
Le llamé y paró, le dije que no se avergonzara de nada que le diera placer, él sonrió y volvió a donde estaba yo, se agachó y volvimos a besarnos. Me dijo que se iba a dar una ducha para luego preparar la comida, que aprovechara un ratito más el sol y ahí me quedé, desnuda, con semen en las tetas y la cara y tomando el sol... ese fue el primer día, o parte del primer día.

>> Anónimo /#/ 2491 [X]
Hay más?

>> Anónimo /#/ 2492 [X]
Podrías publicar una foto tuya? Mi dio mucho morbo

>> Anónimo /#/ 2493 [X]
>>2492
No paso foto mía pero físicamente me parezco mucho a Natalia Lozano, vamos, que soy una tía grande ;)

>> Anónimo /#/ 2494 [X]
continua joder, esto es oro. podrias postear una foto de unas tetas que se asemejen a las tuyas? eso seria increible.

>> Anónimo /#/ 2496 [X]
>>2493
Y una solo de tus tetas?

>> Anónimo /#/ 2498 [X]
>>2494
Pues mis tetas son como las de Natalia Lozano, ya digo que físicamente nos parecemos mucho mucho, yo con menos cara de choni, eso sí ;)

>> Anónimo /#/ 2500 [X]
>>2490
Yo me quedé en la hamaca, intentando no pensar en lo que acababa de pasar pero era imposible. Acababa de liarme con mi abuelo y de follarle el culo, mi excitación había bajado un poco y empecé a pensar que lo que acababa de pasar estaba mal, pero a su vez había sido un momento de complicidad y cariño brutal con mi abuelo, uno de los hombres de mi vida y de los que más quiero y mejor se ha portado conmigo siempre, no podía ser malo algo así.
Al rato me llamó y fui hacia la casa, no sin antes ponerme la parte de debajo del bikini. Al llegar se fijó y me dijo que no, que a partir de ahora quería que estuviera cómoda y que ese bikini me quedaba muy apretado y que al menos hasta que comprara uno nuevo mejor ir desnuda por casa, él seguía desnudo. Incluso después de lo que había pasado me seguía llamando muchísimo la atención la forma y tamaño de sus huevos.
Me pidió que pusiera la mesa, al ir a coger unos platos se acercó por detrás y me abrazó, agarrandome las tetas ya sin verguenza ninguna y dandome un beso en la mejilla me dió las gracias por lo de antes, por la naturalidad con lo que lo había vivido, que él pasó un poco de verguenza pero que estaba demasiado excitado. Le dije que no se preocupara, que en el sexo todo vale y que lo suyo no tenía nada de raro. Volvió a besarme y sin poder evitarlo empezó a frotar su paquete contra mi culo.
Yo me separé de él y le miré seriamente, le dije que para mí también había estado genial lo de antes pero que fuera consciente de quienes eramos y que no podíamos follar, que esa era una linea que no deberiamos cruzar. Su reacción no me la esperaba, se rió como si le hubiera contado el mejor chiste de su vida y me dijo que vale, que si creía que nos ibamos a poder aguantar pues que vale. Y siguió preparando la mesa. Me dejó descolocada, daba por hecho que ibamos a terminar follando y esa seguridad me hizo dudar de la mía.
Comimos y no había otro tema que hablar sino del sexo, él me preguntó por los chicos, hablamos de mi experiencia, de la suya, del tiempo q hacía q no tenía nada con una mujer. No paró de halagarme en toda la comida y yo volvía a notar que me excitaba. Me confesó que tenía un fetiche, que en la intimidad le gustaba tener un lado más "femenino" y que de ahí lo que me había pedido antes, yo le dije que eso no tenía nada de malo y él se alegró de mi reacción, me dijo que ahora volvía y al hacerlo vino con un conjunto de lencería super sexy puesto. Estaba ridículo pero su cara de felicidad me encantó así que no pude más que halagarle y decirle lo guapa que estaba. Él me dijo que le acompañara y me enseñó una caja en un armario, llena de lencería y juguetes eróticos, casi todos consoladores y juguetes anales. Mi abuelo era un pervertido pero cuando me enteré ya había pasado demasiado entre nosotros como para que me pareciera mal. Me animó a ponerme un conjunto y volvimos a comer. Era todo un poco raro pero extrañamente cómodo.
Terminamos de comer y me puse a recoger, él me dijo que se iba a echar una siesta, que si quería estaba invitada y se despidió de mi con un largo y morboso beso, sin dejar de acariciarme con sus manos, dejándome un poco caliente, la verdad.
En lo que recogía se me bajó un poco la excitación y para no arriesgar preferí no ir a dormir la siesta con él. Puse la tele y me puse a mirar el móvil. A los pocos minutos oigo como me llama y me pide que vaya a la habitación.
Abro la puerta y la imagen que vi no se me olvidará en la vida.
Mi abuelo estaba sentado al borde de la cama, de cara a la puerta de la habitación, se había cambiado de ropa, ahora llevaba unas medias de rejilla, tacones, una peluca. Tenía un consolador metido en la boca y pinzas en los pezones. Se masturbaba compulsivamente sin dejar de gemir mirando hacia mi, con cara de verguenza y de estar cachondísimo. Yo me quedé de piedra y eso hizo que parara de masturbarse y su cara de verguenza aumentar, yo me sentí fatal y enseguida intenté normalizar lo que estaba pasando. Me acerqué a él y le dije que no parara, que estaba guapísima. Me miraba con cara de desesperado, que necesitaba correrse, que necesitaba de mi para hacerlo, que estaba buenisima y no aguantaba más. Yo no sabía que decirle, solo me salió dejarle claro que si lo que quería era follar no podía ser. Él me dijo que no, que lo entendía, que solo tenía que sentar mi culo en su cara. Sabía de esa práctica pero como hasta hacía poco no había tenido nunca el culo así de grande nunca me lo habían pedido, me vio dudar y directamente me suplicó. No podía decirle que no, asi que se dejó caer en la cama y yo me coloqué sobre él.
No sabía muy bien como ponerme, qué ponerle dónde, según tenia entendido la idea es como asfixiar al chico, no que te coma nada, pero no tenía ni idea. Las dudas duraron lo que tardé en colocarme, él tiró de mi hacia abajo acoplandome a su cara, con mi coño en su boca y mi culo en su nariz. Él tiraba de mi hacia abajo haciendo que le tapara la cara todo lo posible mientras con la otra mano se pajeaba y paraba de poco en poco para sobarme las tetas y la barriga. Entre sollozos le oía decir lo buena que estaba y entonces empezó...
Su lengua se metió en mi coño tan fuerte que no pude evitar gritar y una vez dentro no paró de moverse. A mi me temblaban las piernas y eso le ponía más y más cachondo y lo demostraba aumentando aun más la velocidad de su paja.
Yo no podia evitar gemir y él estaba a punto de correrse, separó su mano de su polla y apoyó las dos en mi espalda empujandome hacia él. Me quedé tumbada sobre él como en un 69, a escasos centimetros de tu polla. Él volvió a masturbarse mientras su lengua ahora pasaba por fuera de mi coño y de ahí hacia mi culo, comiendoselo también, presionando contra él y haciendome gemir. En esa postura ya no le asfixiaba así que le escuchaba mucho mejor.
Empezó a gemir aun mas rapido y a decir que estaba a punto. Me suplicó que se la chupara, lo hizo insistentemente diciendo entre otras cosas "chupamela, cariño, por favor, te lo suplico" yo estaba muy muy cerca y cada vez más cachonda, también notaba que no tardaría en correrme así que por si no terminaba de decidirme su mano agarró mi pelo y tiró hacia su polla. Yo abría la boca y dejé que entrara bastante de golpe, ahí ya no pude resistirme más y mis manos se lanzaron a tocar, agarrar y sentir esos huevos enormes mientras mi cabeza acompañaba el movimiento de su paja. Sus gemidos eran cada vez más fuertes hasta que en un momento dado noté como su cara se clavaba en mi coño y gritaba muy muy fuerte mientras aumentaba la velocidad de su lengua dentro de mí.
Cuando noté el primer chorro salir de su polla no pude evitar correrme, al hacerlo tampoco pude evitar aumentar mi velocidad y chuparsela aun más rapido. Mi abuelo se estaba corriendo en mi boca y yo en la suya, la situación era demasiado morbosa. Noté unos pocos chorros más, ya casi sin semen, se había corrido demasiado para un solo día y ya se notaba. Cuando terminamos se separó de mi y me miró, yo seguía con su semen en la boca sin saber muy bien qué hacer con él, no suelo tragarlo y creo que aunque suene a tontería no quería hacerlo para que no pensara que era una costumbre mía. Él me puso las manos delante de mi boca y yo lo eché ahi. Me sonrió y nos volvimos a besar. Me dio mil veces las gracias y se abrazó a mi con cuidado de no mancharme con la mano. Se levantó, se limpió en unos calzoncillos que sacó de un cajón y tiró al suelo para poner a lavar y después de quitarse las pinzas de los pezones y desnudarse del todo se acostó en la cama a por su siesta, yo estando ahí me quedé también y no tardamos en quedarnos dormidos.

>> Anónimo /#/ 2502 [X]
>>2500
Tengo que preguntar, te has masturbado escribiendo este post?

>> Anónimo /#/ 2504 [X]
CARAJO ES UNO DE LOS MEJORES RELATOS QUE E ESCUCHADO EN HISPACHAN Y HISPASEXY EVER!!!!!

>> Anónimo /#/ 2506 [X]
>>2502
No porque necesito las dos manos para escribir y me cuesta a veces encontrar las palabras y prefiero estar concentrada, pero luego lo releo y sí, me pone mucho recordarlo.

>> Anónimo /#/ 2507 [X]
>>2504
Muchas gracias, de verdad ;)

>> Anónimo /#/ 2508 [X]
>>2500
Un par de horas más tarde me desperté de la siesta, él seguía profundamente dormido así que me levanté y fui al salón. Antes de cerrar la puerta volví a mirarle y seguía sin entender cómo había acabado todo así, no me arrepentía de nada, pero no sabía como iba a ser actuar normal con él a partir de ahora y sobre todo... cómo sería estar con él y más miembros de la familia, di por hecho que se notaría algo y eso me aterraba. Intenté no pensar y salí de la habitación.
Como una hora más tarde salió de la habitación, estaba completamente desnudo, por muchas veces que lo viera nunca me iba a dejar de llamar la atención su paquete, cómo se le movían los huevos al caminar, se acercó a mí y me dio un tierno beso en los labios, preguntándome si había descansado, a lo que respondí que sí. Me dijo que si quería en vez de quedarme en el cuarto donde me iba a quedar, podía dormir con él, pero dando por hecho que intentaría que terminaramos follando, le dije que mejor no, que no quería arriesgar, él aceptó sin problema. Esa noche ya no paso nada más, pedimos unas pizzas para cenar, cenamos, vimos la tele, él me acariciaba mucho y muy relajantemente mientras lo hacíamos y no muy tarde me dijo que se iba a la cama, que hoy había hecho muchos esfuerzos, nos reímos y él se fue a acostar, yo no tardé en hacer lo mismo.
A la mañana siguiente yo dormía, él se levantaba muy temprano, sobre las 9 vino a mi habitación y sentándose a mi lado me acarició suavemente hasta que me desperté. Él se tumbó a mi lado y me dijo que quería hablar conmigo, lo noté serio y eso me preocupó un poco, me hizo un gesto para que le dejara hueco en la cama y eso hice, se acostó junto a mí, quedando cara a cara.
Me dijo que llevaba toda la mañana dándole vueltas a la cabeza y antes que nada me preguntó que cómo estaba, le dije que bien, lo que lo tranquilizó. Me preguntó si lo de ayer me había gustado y le dije que sí, le preocupaba que me hubiera sentido coaccionada por él o forzada de alguna forma, le dije que no, que lo que pasó fue cosa de los 2 y que ya eramos adultos. Él sonrió y me besó, me dijo que le preocupaba que yo me sintiera mal y me dio mucha pena, estaba muy vulnerable y se le notaba realmente nervioso y preocupado. Le dije que se tranquilizara y volví a besarle. Así estuvimos un rato, hasta que noté que estaba más tranquilo y relajado. Me abrazó y me dijo que me quería mucho, que me levantara a desayunar con él, que llevaba mucho despierto y tenía hambre. Yo me levanté y fui al baño, en ese momento me fijé que por primera vez desde la piscina mi abuelo volvía a llevar algo de ropa. Al salir del baño ya no era así, volvía a estar desnudo y con una sonrisa en la cara.
Al verme salir volvió a decirme lo guapa que estaba, el cuerpazo que tenía, realmente sabía como hacerme sentir bien y eso se agradecía, mucho. No pude evitar acercarme y darle un buen beso en la boca, mientras lo hacía él me cogía el culo y soltó un pequeño gemido, los dos nos reimos y nos pusimos a desayunar.
Me preguntó que qué me apetecía hacer ese día y le dije que me daba un poco igual, me propuso llevarme de compras, que a lo mejor él también se compraba alguna cosa, por la cara que puso cuando me lo dijo super que no se refería a ropa masculina y eso me dio morbazo, así que le dije que vale, pero que pagaba ella (así, en femenino), como era de suponer le encantó que me refiriera así a él y no pudo negarse.
Terminamos de desayunar y me dijo que se iba a duchar para salir, le dije que cuando terminara entraba yo y me propuso compartir ducha, a lo que accedí, total, ya... Fuimos al baño y me ayudó a quitarme la poca ropa que llevaba, entramos en la ducha, yo primero, él se quedó detrás de mí.
Nada más entrar se pegó a mi y abrazandome y pegando su paquete a mi culo me dijo en el oído "qué ganas tengo de follarte", le separé empujando mi culo y le recordé los límites, él bajó la cabeza algo avergonzado y mantuvo un poco la distancia. No me gustaba nada ver cómo se sentía mal, me sentía yo muy culpable así que me giré y me lancé a su boca, él recibió mi beso encantado y sus manos fueron a mi culo, pegandome a él. Notaba su polla algo morcillona contra mi barriga.
Mi mano bajó y empecé a hacerle una paja, él simplemente se dejaba, al menos al principio, después puso sus manos en mi nuca y presionaron un poco hacia abajo, yo pillé la indirecta y me puse de rodillas en la ducha. El agua caía sobre mi cabeza cuando abrí la boca y empecé a meter su polla en ella, mientras mi mano bajaba a jugar con esos huevos enormes, me estaba dando cuenta de que era de las cosas que más me ponía de él y me jodía porque era algo que no iba a encontrar en otro lado que no fuera en un viejo verde, los de mi edad no tenían esos huevos.
Los masajeaba mientras me metía su polla en mi boca y él agarraba mi cabeza marcando el ritmo. Me sentía super puta en esa situación y eso me encantaba, mi otra mano terminó bajando y metiéndose entre mis piernas, a él le encantó cuando me vio empezar a masturbarme. Él seguía con su mano en mi cabeza y la otra bajó y empezó a sobar una de mis tetas, la amasaba como si fuera pan y de vez en cuando jugaba y tiraba de mi pezón, cosa, que ya a esas alturas, me ponía aún más aunque llegara a doler.
Me dijo que estaba a punto pero que quería que me corriera yo antes asi que la sacó y se agachó a besarme. Nos morreamos con mucha lengua mientras nos mojabamos y no paraba de pedirme que me corriera. Yo no aguanté mucho más y empecé a gemir más y más fuerte, al hacerlo él agarró su polla y empezó a masturbarse a toda velocidad. Cuando me corrí grité y al hacerlo él metió su polla en mi boca sin dejar de masturbarse, acallando mis gritos y empezando a llenarla de leche caliente y espesa. No paró de masturbarse hasta que salió la última gota, que exprimió de su capullo en mi boca abierta y cuando terminó se puso de rodillas a mi altura y me besó, compartiendo con él toda su corrida, que tragamos a medias.
Nos levantamos y terminamos de ducharnos, había que ir de compras...

>> Anónimo /#/ 2514 [X]
>>2500 CONTINUA ANONA!!!

>> Anónimo /#/ 2520 [X]
>>2508
Continua Anona, y por mucho que te parezcas a Natalia Lozano dejanos verte

>> Anónimo /#/ 2521 [X]
>>2508
Continua con el post anona que estaba interesante. PD: Postea una foto tuya por mucho que te parezcas a Natalia Lozano queremos verte

>> Anónimo /#/ 2522 [X]
>>2521
Esta tarde si puedo intento continuar, que he estado algo liada ;)

>> Anónimo /#/ 2523 [X]
>>2521
esto es muy importante

>> Anónimo /#/ 2524 [X]
>>2508
>
>Me senté en mi hamaca y cogí un bote de protector solar para ponerme un poco, lo extendí. por mi parte de delante y como pude por mi espalda, él me vio que no llegaba bien y se ofreció a ayudarme, levantándose de su hamaca y sentándose en la mia. Me puso crema por la espalda y se dio c
>
De camino al centro comercial hablamos de morbosear en los probadores, al poco de entrar en la primera tienda nos cortaron el rollo porque con el covid solo puede entrar de uno en uno, igualmente fuimos buscando un bañador nuevo para mí y él quería que compraramos bastante ropa interior, para mí y para él, obviamente femenina. Cuando hablaba de esa parte suya se le veía tan ilusionado que en ningún momento me pareció raro, me habló de que muchas veces le gustaba sentirse mujer, que le trataran en femenino, algo avergonzado me reconoció que quedaba con otros hombres y yo lo único que podía hacer era normalizar eso, lo último que quería era que se sintiera mal por algo que no hacía mal a nadie. Al fin y al cabo era mi abuelo, le quiero muchisimo y sé lo mucho que me quiere él a mí.
Después de unas cuantas tiendas y unos cientos de euros gastados por su parte decidimos volver a casa, en el coche me dijo que estaba deseando probarse todo lo que habíamos comprado y que le dijera cómo le quedaba.
Llegamos a casa y mientras yo soltaba las bolsas él ya se había quitado todo y quedado desnudo, su polla no estaba dura pero definitivamente estaba algo excitado, así que vacié las bolsas en el sillón y empezamos a mirar las piezas de ropa una por una.
Se puso su primer conjunto de lencería, era de encaje, negro, con parte de abajo de braga bastante amplia, que recogía bien su paquete, la parte de arriba era un sujetador sin aros. Fue hacia un espejo, al hacerlo noté como intentaba caminar de forma más femenina, fui junto a él y le dije q estaba guapísima, él sonrió y en la braga se notó un bulto algo más grande.
Él me abrazó, estaba muy contento, así que insistí. No paré de decirle lo guapa que estaba, q era super sexy, él se empezó a tocar su pecho por encima del sujetador y me miraba con cara muy femenina, muy morbosa. De repente le dije algo que hizo que algo cambiara en su cara, le dije que cualquier hombre estaría loco por ella, él se lanzó a comerme la boca y tras dudar un poco me dijo que tenía una propuesta para mí. Y ya me esperaba cualquier cosa.
Me dijo que tenía amigos con quienes quedaba cada cierto tiempo, algunos con los cuales jugaba a ser mujer para ellos, y me propuso quedar con alguno, las dos para él, así lo dijo. Yo en ese momento estaba muy contenta por él pero realmente nada excitada, y él notó que la propuesta no entró bien. Me miró con cara de súplica y me dijo "ahora mismo necesito una polla de verdad", a lo que yo le dije que podía entenderlo y que adelante pero que yo no participaría, pero le insistí en que lo hiciera, sabía qué era lo que necesitaba ahora y yo no podía dárselo, pero no quería que se quedara sin eso, así que no paré de insistirle y le dije que yo me escondería y miraría la situación, él me dijo que si me gustaba y quería unirme estaba invitada, a lo que le dije que vale pero sin hacerle mucho caso.
Él hizo una llamada y quedó con alguien, iba a tardar un poco asi que decidimos que se probara todo para elegir cómo lo recibiría. Probamos algunos conjuntos más pero finalmente el ganador fue el primero.
El timbre sonó y yo fui a esconderme a su cuarto, que daba al salón, bajé la persiana para estar a oscuras y que no me viera y así poder dejar la puerta un poco abierta y me senté en un sillón que orienté hacia el salón.
Mi abuelo fue a abrir la puerta y abriéndola lo justo para q cupiera una persona y ocultandose detrás entró su amigo.
Me sorprendió lo que vi, no sé por qué me esperaba a alguien de su edad o casi, pero entró un chico bastante joven, después me enteré de que tenía solo 25 años.
Entró algo tímido y al ver a mi abuelo vestido de chica sonrió y sin mediar palabra se besaron apasionadamente.
Separaron sus bocas y el chico le dijo que estaba guapísima y volvieron a besarse, se notaba que tenían bastante experiencia juntos y mucha confianza.
Mi abuelo se arrodilló y le sacó la polla, el chico apoyó su mano en la cabeza de mi abuelo y desde que tuvo la polla fuera la dirigió hacia ella. Mi abuelo empezó a chuparle la polla como si no hubiera un mañana, su bulto ya era enorme, tanto que se ve que le molestaba porque sacó su polla y sus huevos por un lado y se empezó a tocar.
Aumentó el ritmo de la mamada, se ve que disfrutaba mucho y su amante también, por lo que no tardó en explotar en su boca, al hacerlo mi abuelo se levantó y se besaron apasionadamente.
Después de eso fueron hacia el sofá y mi abuelo le ofreció algo de beber, él accedió y fue a por un par de cervezas, estuvieron hablando un poco de todo, y de repente mi abuelo me nombró, lo que me dejó de piedra.
Le dijo al chico que en unos días vendría su nieta, que estaba muy buena, que seguro que le gustaba, y le enseñó un par de fotos mías en el móvil, le dijo que qué buenas tetas tenía y que a pesar de estar bastante gordita era muy guapa y muy sexy, que no le importaría un trio con las dos.
Él miró hacia donde estaba yo y guiñó el ojo, yo estaba bastante excitada y no me lo pensé demasiado antes de salir. El chico se asustó al ver que había otra persona pero su cara cambió al ver que era yo.
Él dijo que que pena que se tuviera que ir en breve, que vaya polvazo tenía, eso me encantó oirlo, mi abuelo le dijo que no pasaba nada, que iba a estar unos dias y seguro que podian volver a quedar, y que no se olvidara de que ella no había terminado.
El chico se ofreció a ayudarle, se ve que no eran mucho de follar, pero que él ayudaba a mi abuelo a correrse jugando con sus pezones y sobre todo diciendole cosas en femenino. Así que mi abuelo se sentó en el sofá, abrió sus piernas y se dejó ayudar, tocandose despacio mientras el chico pellizcaba sus pezones y le decía lo guarra que era.
Mi abuelo me miró y me hizo un gesto hacia su polla, yo ya sabía lo que tenía que hacer asi que fui hacia él y de rodillas empecé a chuparsela, él me dijo que no, que no era eso y levantó mucho las piernas.
Siguió pajeandose mientras yo me limitaba a comerle los huevos y el culo, estaba estimulado por todas partes, conlas palabras del chico, las manos en sus pezones y mi lengua en su ano y huevos, y él se masturbaba a toda prisa sin parar de gemir.
Cuando notaba que se corria el chico tiró muy fuerte de sus pezones, mi abuelo soltó un quejido muy alto y empezó a sacar chorros de leche, que fueron todos a su pecho y barriga, yo seguí lamiendo hasta que bajó las piernas y me apartó con las manos. Me dijo que le limpiara y eso hice, fui con mi lengua y empecé a lamerle el pecho, él se rió y dijo que se referia a con una servilleta pero que gracias. Los 3 nos reimos y yo terminé de dejarle el cuerpo reluciente.
El chico se fue y mi abuelo me dijo que ahora era mi turno para probarme la ropa pero que primero se iba a dar una ducha.

>> Anónimo /#/ 2525 [X]
>>2523
Por que es muy importante?

>> Anónimo /#/ 2526 [X]
>>2524
Tienes que continuarla

>> Anónimo /#/ 2527 [X]
>>2525
El qué?

>> Anónimo /#/ 2528 [X]
>>2524

No puedo dejar de pensar la hermosa relación que comparten tu abuelo y tu anona, pls sigueeeeee!!!

>> Anónimo /#/ 2531 [X]
>>2524
Mi abuelo se metió en la ducha y yo vacié las bolsas de ropa, había de todo, pero iba a esperar por él para ponermela. Oí como terminaba en la ducha pero tardó en salir, al hacerlo lo hizo vestido con un conjunto de lencería muy sexy, peluca y los labios pintados de rojo. Tenía la polla fuera de la braga y totalmente dura, se le notaba lo mucho que le ponía explorar ese lado femenino y a mí me parecía genial.
Se acercó a mí y me dio un beso apasionado en los labios, dejandome totalmente pintada a mí. Luego se sentó en un sillón frente a mí y me dijo que me fuera probando la ropa.
Así estuvimos un buen rato, yo me cambiaba delante de él y él se limitaba a decirme lo bien que me quedaba todo y a masturbarse, a mí me encantaba ver como alguien se ponía tanto viendome pasar modelo, ya lo he dicho más veces pero mi autoestima había bajado muchisimo desde que había cogido unos cuantos kilos y ver a alguien mirarme y masturbarse, fuera quien fuera era una sensación increible. Cuando me puse el último y después de decirme lo bien que me quedaba me pidió que me pusiera en el sillón que había frente al suyo y me tocara para él, y eso hice, estabamos frente a frente, a unos 2 metros de distancia, tocandonos, él se mordía el labio y gemía, me decía que estaba buenísima y yo al oirlo gemía y notaba como mi coño se empapaba todavía más.
Me preguntó si estaba cachonda, le dije que sí asintiendo con la cabeza porque todavía a esas alturas me daba verguenza verbalizarlo. Se acercó y se puso de rodillas delante de mí. Levantó mis piernas y empezó a pasarme la lengua desde el culo hasta el clítoris, chupándolo con ganas y haciendome gemir como una cerda.
Él se ponía más y más cachondo al verme a mí así y eso también me encantaba, se notaba como se controlaba para no follarme en ese momento dijera yo lo que dijera, tenía la polla a reventar y se le movían muchísimo los huevos cuando se masturbaba.
Su excitación no hacía otra cosa sino ir en aumento y lo notaba porque cada vez me comía más desesperado y con más ganas, en un momento dado me giró poniendome a 4 patas en el sillón y abriéndome las nalgas me metió la lengua en el culo mientras llevaba mi mano a mi coño para que me tocara. Yo gemí más y más y me corrí mientras me comía el culo. Había tenido sexo anal alguna vez y no había estado mal pero nunca nadie me había comido el culo y yo sí lo había hecho bastantes veces, ahora sé por qué les gustaba tanto a los tios a los que se lo hacía.
Notó que me corrí pero no pude dejar de tocarme, le encantó y siguió como si acabara de empezar, cada vez más bruto.
Te gusta, zorra? me dijo, me pilló tan cachonda que ni pude sorprenderme, solo dije que sí entre gemidos, así que no paró de hablar desde ese momento. Córrete, puta. Pídeme que no pare. Obviamente se lo pedí, estabamos demasiado cachondos, no era ni medio normal estar así.
Eres una guarra asquerosa, que te encanta que tu abuelo te coma el culo, verdad? Ahí no pude responder, solo gemí.
No aguantó más y se levantó, agarrandose a la polla y la puso pegada a mi coño, completamente inmovil, se hizo el silencio, se paró todo.
Suplícamelo, quiero que lo desees.
No respondí.
Venga zorra, lo estás deseando.
Tampoco respondí.
Vale, pues paramos...
Joder....
Qué?
Joder... hazlo
Que haga qué?
Follame, abuelo, follame.
Me la clavó de un golpe tan fuerte que se me saltó una lágrima y creo que el grito tuvieron que oirlo en todo el vecindario.
La dejó dentro y se quedó parado. Me dio una torta fuerte en el culo.
Muevete, fóllate.
Y eso hice, empecé a moverme contra su cuerpo, follandome mi coño que estaba empapado. Él empezó a gemir y me agarró por la cintura.
Yo me pegaba a su cuerpo y me encantaba notar como sus huevos chocaban contra mí en cada embestida.
Me empujó en el sillón poniendome de lado, me agarró fuerte una teta y empezó él a moverse contra mí, no era un ritmo muy acelerado pero eran golpes secos dentro de mí, un gemido por golpe.
Se acercó a mi teta y se la comió sin dejar de follarme, dejandomela roja de carmín.
Se pegó a ella chupandomela, lamiendo mi pezón y mordisqueandolo mientras sus gemidos también aumentaban.
Me pidió que me tocara, que iba a correrse y quería que yo también, así que eso hice. Me dijo que dónde la quería, le dije que me daba igual, que donde él quisiera, así que siguió dándome hasta que no aguantó más y apretandome muchísimo el pezón empezó a correrse dentro de mí y yo a la vez que lo notaba.
Se quedó unos segundos dentro de mí, su polla fue encogiendo hasta salirse de mi coño, se dejó caer a mi lado y me dió un beso. Se separó y me dijo... "eres una zorra y me encanta", yo me reí y le dije "eres una zorra y me encanta", nos reimos los dos y me dijo que se tendría que dar otra ducha y yo le dije que también. Lo último que me dijo antes de levantarse fue "supongo que ya no tendrás problema en dormir conmigo esta noche", yo me reí dándole la razón, se había salido con la suya.
Se fue a la ducha y yo detrás de él.

>> Anónimo /#/ 2535 [X]
¿Cuantos años tienes y cuantos tiene tu abuelo?

>> Anónimo /#/ 2536 [X]
>>2535
Yo 22, mi abuelo 74

>> Anónimo /#/ 2538 [X]
Tu historia es fantastica y erótica pero podrías darnos una prueba de que es real, una foto o video no tiene que verse sus caras solo algo que demuestre que es real.

>> Anónimo /#/ 2539 [X]
Que pesados con el tema fotos haha

>> Anónimo /#/ 2541 [X]
>>2538
Estos días no podré continuar mucho la historia por falta de tiempo... Pruebas? crees que me grabé follando con mi abuelo, a ninguno de los dos nos interesa que eso se sepa y no necesitamos más pruebas que recordar lo que pasó.

>> Anónimo /#/ 2542 [X]
>>2531
Anona esta historia es increíble!!! Sigue pls sigue!!!

>> Anónimo /#/ 2544 [X]
Sigue la historia cuando puedas anona y danos fotos videos para poder ver lo buena que estas.

>> Anónimo /#/ 2545 [X]
>>2539
Nos da curiosidad verte, y para algunos el hecho de que seas una gordita puede ser excitante

>> Anónimo /#/ 2559 [X]
Que no muera me encanta

>> Anónimo /#/ 2561 [X]
>>2545
creer que los relatos son reales. KEK

>> Anónimo /#/ 2577 [X]
Hubo más?

>> Anónimo /#/ 2583 [X]
BUMPARDOOO

>> Anónimo /#/ 2616 [X]
Sigueeeee


Eliminar hilos/posts
Reportar un hilo/post
[Volver] [Catálogo] [★]