[Volver] [Catálogo] [★]
Estás en el hilo 3082 de /r/.
Título  
Opciones
Post
Archivo URL
Pass  (Para eliminar tu post, opcional)
Tipos de archivo: GIF, JPG, MP4, PNG, WEBM . Tamaño máximo: 32 MB.
El posteo está cerrado temporalmente mientras solucionamos un problema técnico.

¡Importante! Lee las reglas antes de participar.

Estamos teniendo algunos problemas técnicos y es posible que algunas funciones de Hispasexy no funcionen correctamente.

El día que abusé de mi madre.
[A]
El día que abusé de mi madre.
Anónimo

/#/ 3082 []

A petición de un colega del caído /ch/, aquí mi relato de como abusé de mi madre.

Para ponerlos en contexto y sé que suena a cliché pero mi madre tenía un buen cuerpo para su edad, a sus cuarenta años aún seguía conservando un cuerpo de treinta, eso es algo que comencé a notar desde que entré a la pubertad. Recientemente se había separado de mi papá por diversos problemas que no me molestaré en explicar pero desde su separación comenzó a juntarse con una amiga un tanto... "putita" si podemos llamarla de alguna manera, siempre la invitaba a salir de fiesta, al gimnasio y a otros lugares, también notaba que mi madre comenzó a vestirse de manera más provocativa y comenzaba a salir mucho más seguido. Desde siempre he tenido cierta atracción hacía ella, más que nada en el tema físico, había veces en las que aprovechaba a espiarla mientras se bañaba, su cuerpo empapado era suficiente para no dejarme dormir en las noches de tremendas pajas que me hacía. Sus salidas en la noche siempre me otorgaban la oportunidad de tocarla sobre la ropa pues había veces en las que llegaba un poco ebria y me tocaba recibirla en la puerta de la casa, todas las noches era lo mismo hasta que una noche así de la nada me surgió la idea de avanzar un poco más, parece coincidencia pero esa noche mi madre llegó super ebria, apenas y se podía mantener de pie, recuerdo que esa noche la vino a traer su amiga con su vato de turno, después de que me la entregaron y se fueron comencé a sentirme muy excitado, en mi mente ya había planeado lo que iba a hacer pero aún no sabía si tenía el coraje suficiente para hacerlo, era la oportunidad que siempre había esperado. Después de dejar a mi mamá en su cuarto comencé a asegurarme de que tan ebria estaba, quise ser lo más precavido posible para evitar algún problema, grité muchas veces, la movía, le hablaba y no parecía reaccionar, con cada respuesta positiva sabía que me estaba cercando más y más a mi objetivo, yo siempre pensé que lo mío era más admiración que otra cosa pero esa noche no sé que me pasó, fue como si algo se hubiese apoderado de mí. Cuando por fin me aseguré de que estaba completamente inconsciente comencé a jugar un poco con ella, comencé a bajar su blusa y a jugar con sus pechos, algo pequeños pero bien formados aunque honestamente eso no me importaba mucho, me divertí un poco jugando con ellos pero poco a poco fui bajando hasta lo que yo quería ver, levanté sus piernas y pude ver que esa noche se había puesto su mejor tanga, se veía riquísimo como se le metía entre su vagina, continúe y le quite su tanga y me sorprendió mucho verla depilada, como dije anteriormente, ya la había espiado pero la tenía algo peluda pero verla así depilada solo me provocó una gigantesca erección, ya en ese punto yo estaba completamente decidido a terminar lo que había empezado, comencé a jugar con su vagina una y otra vez, traté de introducir mis dedos pero notaba que mi mamá se movía así que ya no lo volví a hacer, lo que si hice fue sacar mi pene y pasarlo una y otra vez por sus labios, joder no sé como pude llegar hasta a eso pero no me importaba, era mi momento e iba a disfrutarlo como quisiera, al poco tiempo la di la vuelta a su cuerpo y comencé a enfocarme en su culo, en serio negros, puede que suene como cliché pero para su edad mi mamá era una señora muy bien conservada, mantenía sus caderotas y su culote, sabía que era algo que destacaba por lo que siempre usaba tangas, lo que ella no sabía era que incluso a mi me llamaba la atención así que comencé a jugar con el, en serio negros en ese momento me sentía completamente mareado o quién sabe pero podría jugar que no era yo en ese momento, tener su culote en mi cara era lo que siempre había deseado, ya entrado no me importó y comencé a lamer su ano, su sabor y olor me estaba volviendo loco, al poco tiempo comencé a frotar mi verga entre sus nalgas una y otra vez, usé un poco de lubricante que tenía en mis cosas y la sensación era maravillosa aumentando el hecho de que era mi propia madre sentía que iba a terminar en cualquier momento así que traté de contenerme lo más que pude, tomé mi celular y me di cuenta de que ya había pasado más de una hora jajaja, sabía que mi tiempo se terminaba así que tomé varios videos de su ano y su vagina bien abiertos o lo más que podía abrirlos, ya para finalizar aproveché e intenté meterle mi verga pero no del todo, aproveché para masturbarme con su vagina para terminar y así fue, pensé que sería grandioso pero no, cuando terminé vino a mi la realidad, me sentí completamente asqueado y me dieron ganar de vomitar pero pude soportarlo, limpie todo lo que había ensuciado y volví a vestir a mi madre. A la mañana siguiente escuché que estaba hablando con su amiga sobre que la habían dejado caliente la noche anterior y que a la otra consiguiera alguien mejor a lo que su amiga respondió que esa misma noche ya estaba preparando el plan para volver a salir, inmediatamente se me paró de un modo bestial pues ya sabía en que iba a terminar todo.

>> Anónimo /#/ 3087 [X]
continua tu historia negro


Eliminar hilos/posts
Reportar un hilo/post
[Volver] [Catálogo] [★]